Betty-Boop, la incombustible

bettyDe vez en cuando los medios de comunicación nos recuerdan que tal o cual personaje de Disney ha cumplido años. Nos dicen que el Pato Donald nació como animación en 1934 (y como personaje en 1931), y aún más atrás Mickey Mouse en 1928, lo que nos parece muy lejano. Pero hay otros personajes de los que sabemos mucho menos, quizá por no pertenecer a la casa Disney, y de los que nos sorprendería saber que son aún más antiguos. Es el caso de Betty-Boop, nacida en “Los locos años 20” y que sigue estando como una rosa.

   Lo curioso de Betty-Boop no es sólo el que la sigamos encontrando en cómics, complementos de moda, juguetes, papelería, etc., y ni siquiera el que se renueve en forma de clubs de fans cibernéticos, blogs o se reconvierta en versiones infantiles (Baby-Boop). Lo más llamativo de ella es que, en todos estos supuestos, su apariencia sigue sonando a vanguardia. ¿Por qué se produce este efecto?

   Mi opinión personal es que el éxito de r rabiteste personaje deriva de su propia indefinición. Se trata de una figura fronteriza, y por ello tiene todo el atractivo de lo que está entre dos aguas, en transición, en movimiento hacia algo; ello explica que nos parezca siempre una recién llegada. Si analizamos su historia, veremos que ha sido icono de sectores marginales en el Nueva York de la depresión (nada de California ni Hollywood) y que ha nacido vinculada a la música de Jazz y a los artistas de raza negra en una época en que Estados Unidos todavía mantenía importantes tabús raciales; fue ensalzada en su aspecto naif y hasta surrealista; ha sido medio animal, medio humana, medio niña y medio mujer, absolutamente inocente y absolutamente pícara, sus amigos son los perros pero sus compañías son gángsters y fantasmas… Es invulnerable en su propia debilidad y por ello renace siempre de sus cenizas. Como rebelde es adoptada (y luego rechazada) por movimientos feministas, contraculturales, desde el pop-art a la mercadotecnia, desde el blanco y negro a su aparición junto a Roger Rabbit. Es incombustible y siempre escapa.

   bettyAl buscar referencias de fechas sobre Betty-Boop nos encontramos con datos diversos que pueden diferir en pocos años. La explicación estriba en que el personaje fue evolucionando desde su formato inicial, se humaniza, se feminiza, se hace más adulto, canta, y finalmente se convierte en protagonista. El origen de todo se encuentra en la genialidad de dos hermanos, Dave y Max Fleischer: en 1919 inventan un aparato (thaumatropio) que permite una animación más perfecta, y diseñan un personaje –el Payaso Coco- para el que crean la serie “Fuera del tintero”. En 1921 constituyen Fleischer Studios, en el 1600 Braodway de New York, muy cerca de Times Square y la famosa Calle 42. Al payaso le añadieron un perro, Fitz, luego llamado Bimbo, y a éste hubo que asignarle una compañera, de lo que se ocupó el creativo Grim Natwick sobre las ideas de los hermanos Fleischer.

   Así se fue conformando el personaje de Betty, que inicialmente tenía apariencia de perro, con orejas largas y nariz canina; las orejas se fueron convirtiendo en pendientes, la nariz casi desapareció y fue sustituida por una boca muy pequeña y pintada en forma de corazón, se le asignó una edadCab de 16 años y una estatura de 155-160 cm. Se dice que hay varias actrices detrás de la inspiración de Betty-Boop, desde Joan Crawford a Mae West. Para su voz se habría tomado a Mae Questel, y para su aspecto físico se cita como modelo principal a Hellen Kane, a la que también copiaría su famosa canción I wanna be loved by you y su clásico “boop-oop-a-doop”, retomado por Marylin y por tantas otras y que llegó a suscitar un pleito por Kane que perdió la actriz. En 1932 apareció junto a Bimbo en el corto musical Minnie the Moocher, con la joya del jazz creada por Cab Calloway y su orquesta, lo que la consagró definitivamente como una estrella. Desde entonces es un mito que, como se ve, puede con todo. Llévense bien con ella.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading...