Llega Popeye en 3D

Popeye 3D“La importante era Olivia, Brutus era Bluto y las espinacas no daban para tanto”. Estas podrían ser algunas de las cosas que podríamos decir para comprobar que sabemos muy poco de Popeye.

  Muchos tenemos la imagen del Popeye de los dibujos animados de los 60-70, sin saber que el personaje tiene un antes y un después de aquella serie. En ese “después” nos enteramos de que se está preparando una entrega en 3D para 2015, lo que nos hace recordar que ya en 1980 existió otra versión en la que Robin Williams fue protagonista junto a Shelley Duvall como Olivia (Rosario). williamsFue el primer film de Williams como protagonista, entonces apenas un actor incipiente de 29 años. La obra no triunfó, a pesar de aderezos como la banda sonora de Michelle Jarre. Williams pasó bastante desapercibido. Es verdad que Hollywood trata con cierta displicencia a sus actores “histriónicos” (Williams sólo consiguió un Oscar como actor de reparto en 1997 con Good Hill Hunting pero no pasó de la nominación en otras tres ocasiones, como con El Club de los Poetas Muertos o El Rey Pescador; Jim Carrey ni siquiera ha sido nunca nominado, y Steve Martin apenas obtuvo en 2013 un Oscar honorífico), pero también es cierto que la película no supo conectar con un público que sólo quería ver al Popeye de siempre y al que no atraían por el momento los avances tecnológicos.

  Lo que sabemos de la nueva producción incide en el personaje clásico, un Popeye marinero y unos malhechores que al frente de Brutus quieren quitarle la novia (Olivia) e incluso el barco. Ello nos lleva otra vez a cuestionar el origen de Popeye. ¿Quién es realmente?

  Pues bien, lo primero que sorprende es descubrir que la importante en un inicio era OlivaOlivia. Las tiras cómicas iniciales trataban de Oliva Oyl (Oliva Aceite, o también Oliva Olivo), que comenzó sus andadas en 1919 junto a su hermano Castor y a su novio Ham Gravy en la viñeta Thimble Theater del periódco The New York Evening Journal, a cargo de Elzie Crisler Segar. Popeye no apareció sino 10 años más tarde, en 1929. En esos 10 años intermedios –los “felices veinte”- Oliva mantuvo unos rasgos bastante geniales: obedecía al gusto de la época de una extrema delgadez, movimientos desgarbados pero elegantes, carácter despierto al que era difícil engañar, debilidad medida… tenía una familia amplia y llena de ironías con su padre Cole Oyl, su madre Nana Oyl (recordando un afamado “banana Oyl” de entonces), su pariente Lubry Kent Oyl (“lubricante aceite”), Castor y otros más. Su novio era Harold Hamgravy, muy poco garboso.

  PopeyePopeye apareció como un personaje secundario de la viñeta de 17 de Enero de 1929. Su nombre, “ojo saltón”, era un forma de definir que era tuerto del ojo derecho, lo que apenas se nota pues en lugar de parche se limita a mantenerlo guiñado. Su carácter ya no era el de los felices veinte sino en de la depresión del 29: algo gruñón, individualista, primario en sus intereses, defensor a ultranza de lo suyo incluida la novia, pacífico mientras no le provocasen… típico de un tiempo de crisis y muy alejado de los arquetipos de tiempos de bonanza que –como Supermán- se preocupan no ya de salvar las cuatro cosas propias sino a toda la Humanidad. Se ha dicho que Popeye triunfó porque el norteamericano medio podía identificarse con él, cosa que no ocurría con otros superhéroes (de los que sólo aspiraban a verlos algún día). Su primera aparición fue marginal, en una tira en que Castor y Ham le contrataban para perseguir por barco a una gallina mágica, pero se ve que el personaje cayó en gracia entre el público de 1929, quizá por los motivos aludidos. Nunca apareció en las tiras sirviendo como marino, aunque ya en las series animadas se le viera tanto como guardacostas como en la Armada con ocasión de la Guerra Mundial.

  El giro dado por Popeye hizo bascular el elenco de personajes, con Cocoliso -en 1933- y otros como Pilón, la Bruja del Mar o Eugene the Jeep. Popeye se hizo con el amor de Oliva, que abandonó a Ham, y tuvo que enfrentarse al rival Bluto que cambió su nombre a Brutus por motivos de propiedad intelectual cuando pasó a la televisión. En 1933 surgieron los cortometrajes ya como Popeye el marino en el estudio de Max y Dave Fleischer, al que ya vimos al hablar de MoschinoBetty Boop. En 1960 surgió la serie televisiva. Diversos formatos han coexistido, sucediéndose también guionistas, técnicos y dobladores. Las tiras nunca hablaron de las espinacas, que sirgieron en la época de animación, siendo en 1954 cuando se explicó el por qué de su importancia. En otra entrada sobre dietética nos centraremos en este vegetal y su relación con Popeye.

  Oliva siguió su camino lastimeramente como compañera decorativa del marino protagonista. Sólo en raras ocasiones, como ocurrió hace unos años con un perfume de Moschino, se reivindica su figura como la verdaderamente atractiva, versátil y, si me lo permiten, universal. Vermos qué ocurre en la nueva versión 3-D.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 sobre 5)
Loading...