¿Yellowstone o Jellystone?

¿Dónde vive el Oso Yogi? ¿En el Parque de Yellowstone o en el de Jellystone? No alarguemos Yogiel suspense: la respuesta correcta es Jellystone, que es un nombre inventado. Sin embargo, todos hemos oído también hablar del Parque de Yellowstone, que es el verdadero.

  Es decir, que son dos Parques diferentes, uno es real y el otro fue creado como espejo del primero. El verdadero -Yellowstone National Park- está situado en los Estados Unidos, y es tan inmenso que alcanza territorio de tres estados: Wyoming, Idaho y Montana. Es el Parque más grande entre los estadounidenses, y además fue el primero del mundo en ser declarado como tal (año 1872). Su posición sobre territorio volcánico le aporta diversas maravillas térmicas y paisajísticas, fuentes termales como la Mammoth, géiseres como el Old Faithfull, etc. Entre las yellowimágenes más espectaculares están las de las rocas amarillas (yellow stones) de las que toma el nombre y que se aprecian en su gran cañón y en puntos muy fotografiados como el estanque Morning Glory.

  Es también especialmente interesante por su flora y fauna, propia de los climas fríos del norte inmediatos al Canadá. Entre sus animales destacan osos como el grizzly y otras variedades aparte de lobos, coyotes, alces o bisontes. Precisamente del oso Yogi hemos encontrado versiones diversas sobre a cuál de las posibles especies de osos del parque pertenece; nosotros preferimos la del oso pardo pues es más pacífica.

  Entrando ya en el personaje de ficción, su nacimiento data de 1958 en los estudios de animación de Hanna-Barbera (que frente a lo que algunos imaginan no es una mujer sino dos hombres: William Hanna y Joseph Barbera, unidos como productora en 1957). Yogi Bear apareció por primera vez en El Show de Huckleberry Hound, sin embargo su tirón como personaje le hizo merecer sus propios episodios. Además de la parodia del nombre del parque donde vivía, existía algún otro Berraguiño que lo acercaba al público, como fue su propio nombre –nada casual- pues sonaba prácticamente igual que el de un deportista muy famoso del momento: Yogi Berra. Era éste un jugador de base-ball muy popular como catcher de los New York Yankees. Llegó a pleitear con la productora pues entendía que le habían usurpado la fama y rebajado el prestigio; sin embargo sus pretensiones fueron rechazadas por los tribunales. También parece claro que Yogi se benefició de la popularidad del personaje Ed Norton del actor Art Carney en la serie The Honeymooners (los recién casados), emitida apenas dos años antes Carney(1955-56), y en la que Carney presentaba un sombrero y un personaje que recuerdan mucho a nuestro oso. En los estudios Hanna-Barbera apostaron por Yogi, y adoptaron –no sólo para él- el truco de ponerle un collar, lo que permitía dibujar separadamente la cabeza y el tronco, y reducir así el número de dibujos precisos para un capítulo de siete minutos pasando de unos 14.000 a 2.000 aproximadamente.

  Hay que admitir que el personaje resulta muy simpático. Siempre está de buen humor, habla con rimas, es presumido pero no pedante, ingenioso pero no malvado… Su único objetivo es comerse algún sandwich de los turistas y disfrutar de su parque sin hacer daño a nadie, acompañado de su amigo Bubu (Boo-boo), su novia Cindy y huyendo de la vigilancia poco eficaz del guardabosques Smith.

  Buena parte de su éxito entre el público hispanohablante se debió al trabajo de los magníficos Eduardo Arozamenaactores mejicanos de doblaje Eduardo Arozamena (Yogi) y Eugenia Avendaño (Bubu). Al primero lo hemos encontrado en otras animaciones, por ejemplo con el Pato Lucas o la Hormiga Atómica, aunque su relevancia se aprecia mejor en la gran pantalla (fue la voz de Peter Ustinov en Quo Vadis, la de Anthony Quinn al recrear a Gauguin en El loco del pelo rojo, o a Vicent Price como Richelieu en Los Tres Mosqueteros, por citar varios ejemplos). La segunda ha sido aún más habitual en los dibujos animados, siendo la voz hispana de Betty en Los Picapiedra, el ratón Pixie, o la mamá de Benito en la serie Don Gato, entre otras muchas, y sin olvidar tampoco sus numerosas intervenciones en largometrajes más serios, por ejemplo al doblar a Vanessa Redgrave en Misión Imposible (1996). Yogi es un buen pretexto para reivindicar aquellas voces que hicieron nuestras delicias en la niñez, y para recordar que existen maravillas naturales como su querido Parque de… ¿cómo era?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading...

Una respuesta a ¿Yellowstone o Jellystone?

  1. yo tengo un oso de peluche de yogi…. :3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *