¿Es redondo el balón de fútbol?

   futbolAunque la pregunta parezca absurda, la respuesta es “no”. O al menos, así era hasta hace muy poco.

  Qué mejor momento que ahora para hablar del balón de fútbol. España se ha proclamado Campeona de Europa-2012, después de otros dos brillantes títulos obtenidos en los últimos cuatro años (Mundial-2010, Eurocopa-2008). Sin embargo, en los Juegos Olímpicos de Londres ha caído eliminada en la primera ronda. Cuando en las tertulias se habla de fútbol, es frecuente oír eso de “la bola es redonda y puede entrar o no entrar”, y los comentaristas se refieren al balón como “el esférico”. Así que cabe preguntarse: ¿es el balón tan redondo como creemos?

    Un balón no deja de ser una máquina, si entendemos por tal un objeto fabricado por el hombre que sirve para una función. El balón de fútbol es una de las máquinas más perfectas y más conocidas del planeta, y se merece una reflexión.

    Hagamos un poco de historia y de matemáticas. El deporte del fútbol y los juegos con balón tienen precedentes de siglos. Al parecer, ya en la antigua China se usaba como forma de entrenamiento militar; también en América se practicaba un fútbol a mitad de camino entre el deporte y el ritual. Las formas más primitivas del juego usaban una pelota de cuero. A veces se usaba una mera vejiga de cerdo. En 1870, con los nuevos materiales introducidos por la revolución industrial y las materias primas de las colonias, se empezaron a utilizar masivamente la goma y el caucho, lo que facilitó la renovación del juego.

    En 1872, la Asociación Inglesa de Fútbol dio por primera vez unas reglas sobre cómo había de ser el balón. Ya antes, en 1863, había dictado las reglas del juego pero había obviado reglamentar un elemento tan esencial como la pelota. Se estableció que fuera de cuero oscuro, formado por diversos parches unidos con hilo de carnaza. En 1880, un artesano británico ideó un balón dividido en gajos cosidos. Algo más tarde en Argentina se inventó, en los años 30, un modelo más avanzado.

   balon El más famoso formato del balón de fútbol llegó en 1951 y estuvo vigente hasta 1989: el de color blanco salteado de pentágonos negros. El tono claro se introdujo al convertirse el fútbol en deporte de masas, ya que un balón claro se veía mejor de lejos que el tradicional oscuro. No se trataba, al igual que los precedentes, de ninguna esfera, sino de un poliedro definible como “icosaedro truncado”. El icosaedro ordinario es una figura de tres dimensiones formada por 20 caras triangulares, que dan lugar a 12 vértices en los que confluyen (en cada uno) 5 triángulos. Si cortamos la punta de esos vértices aparecerá en cada uno un pentágono, y el conjunto dará como resultado un balón de fútbol.

    En total se forman 32 caras, unidas por 90 aristas (costuras). Si la figura quedara en su diseño geométrico de planos rígidos, nunca podríamos hablar de algo redondo, pues sólo abarcaría un 86,74% de una esfera de diámetro equivalente. Al ser el cuero un material flexible, el inflado del mismo hace que se combe hasta ser esférico en un 95%. Por tanto, al balón clásico le falta un 5% para ser una esfera perfecta.

    La configuración de un balón a partir de una figura geométrica podría incluso ser más perfecta, pues existe la del rombicosidodecaedro que antes del inflado ya ocupa un 93,32% de la esfera, pero no se fabrica pues con sus 62 caras (12 pentágonos, 30 cuadrados y 20 triángulos) sería mucho más complicado y caro de producir.

    Sin embargo, los nuevos diseñadores de balón han preferido eludir la pura geometría y han salido –nunca mejor dicho- por la tangente. Así, el balón Jabulani, estrenado para elfutbol playa Mundial de Sudáfrica-2010, prescindió de los modelos poliédricos y redujo las 32 caras anteriores a sólo 12 caras curvas, mucho más adecuadas para obtener una esfera perfecta. Precisamente esa redondez mejorada, así como la supresión de numerosas costuras, dotó al Jabulani de una ligereza y escasa resistencia al viento que hacía volar al balón mucho más que antes, lo que ocasionó algunas críticas de los jugadores que llegaron a hablar del mismo como “un balón de playa”. Así pues, es posible que lo mejor para el “esférico” es que no lo sea tanto.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Una respuesta a ¿Es redondo el balón de fútbol?

  1. Hola mestre, bon article a vorer si algún día t’animes i en pentjes alguno en el nostre blog…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*