La Excavadora Clim.

ExcavadoraEspaña ocupa un lugar muy destacado en la industria del Juguete. Si miramos hacia atrás podemos hacer una lista larguísima de fabricantes que hicieron felices a los niños durante generaciones. Entre ellos incluímos a la familia Climent y sus productos CLIM: la Excavadora Clim, el Tractor Clim Buldózer, El Tanque Lanzaventosas Clim…

  La especialidad de los juguetes Clim era la movilidad y la potencia, totalmente novedosas en la España de los 60-70. Sus productos estrella eran vehículos “pesados” que funcionaban teledirigidos con un cable y un mando a pilas, muy característico por sus botoncitos redondos de marcha adelante, marcha atrás, girar a la izquierda, girar a la derecha, elevar, disparar… El mando era un verdadero armatoste, muy sólido -para un niño-; y su manejo proporcionaba una cierta sensación de poder.

  El niño que los poseía disfrutaba por poder manejar en pequeño unas máquinas a las que muy difícilmente podría acceder en la vidaTanque real. Con ellas podía demostrar su pericia e imaginar que se ocupaba de tareas reservadas a especialistas. Actualmente se siguen encontrando estos juguetes en las ofertas de objetos descatalogados, lo que demuestra su interés para los coleccionistas incluso cuando el juguete o su envase se hallan algo deteriorados.

  Para esos curiosos y para todos los nostálgicos podemos apuntar algunos detalles sobre la empresa que nos regaló tanto disfrute: la de los hermanos Climent.

  La empresa Climent la iniciaron cuatro hermanos (José, Rafael, Ramón y Enrique Climent Gisbert) allá por 1944, en la localidad alicantina de Ibi, carrer Les Eres nº 46. Que sucediera en Ibi no era casualidad, pues en dicha población y en otras vecinas como Onil se fue asentando durante el siglo XX una industria juguetera muy potente que podía considerarse puntera en España, y en igualdad con otros puntos como Barcelona o Denia (ésta última menos duradera tras el cambio al modelo turístico).

  tractorExistían en Ibi y su entorno numerosos fabricantes entre los que la familia Climent buscó su especialidad, y la encontró en los vehículos teledirigidos. La empresa atravesó diversos avatares, cambiando de ubicación, así como de denominación y composición social. El hermano Enrique se apartó en 1967 fundando la empresa Pilen con su esposa Pilar (de ahí el nombre, Pil-En). Fue ése un momento importante pues los tres hermanos que quedaron en la empresa se animaron a utilizar la baza publicitaria que hasta entonces habían obviado (así al menos lo cuentan quienes se encargaron de aquella primera campaña, cuando nos relatan su visita a la empresa y su alegría al descubrir entre las muestras de almacén dos productos que encajarían perfectamente en televisión: el tanque lanzaventosas y el tractor buldózer).

  Lo cierto es que la campaña dio fantásticos resultados, y los vehículos Clim se convirtieron en referencia de disfrute y de garantía. No sólo hablamos de los ya citados sino de otros menos añorados como el “Renault 18 Salva-obstáculos”, o el pionero “soldadito tumbado” diseñado para reptar. La empresa Pilen, también se especializó en vehículos, aunque algo más centrados en los coches; empezaron por los de Fórmula 1 y continuaron por turismos y demás gamas, ya fuera en soldaditoescala 1:36 o más tarde en 1:43.

  En cuanto a la empresa Climent, Rafael se apartó de la misma en 1987 y los restantes continuaron hasta su cierre en 1991. La nostalgia por su desaparición puede paliarse en parte por la conservación de toda su documentación, que se guarda gracias a la donación que la familia hizo de todos sus fondos documentales y que hoy se pueden consultar en el Archivo Municipal de Ibi. Hubiera sido deseable que muchos otros hicieran lo mismo, para que algún día podamos reconstruir esa página tan brillante del juguete español.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading...