La Lego-película, a los Oscar 2015

Lego-películaTodas las críticas y comentarios coinciden bastante al enjuiciar la reciente Lego-película (The Lego Movie). La impresión es buena o muy buena, y no sólo desde el punto de vista técnico –que es lo que suelen calificar los más puristas-, sino también como entretenimiento.

  Leyendo los blogs, páginas especializadas y otras entradas de redes sociales, hemos encontrado a más de uno que reconoce que, a pesar de sus recelos iniciales, la película le había gustado mucho. Esta coincidencia no nos debe hacer olvidar que todo lo que aparece en Internet debe ser acogido siempre con cautela respecto a la fuente (incluido este blog, por supuesto). Pero también es verdad que todo aquello que suena a 3-D, animación, stop-motion y formatos semejantes, parece destinado sólo a un público infantil o juvenil, como si fuera un guetto reservado para minorías, difícil para ser disfrutado por el público adulto en general, por lo que llaman la atención las alabanzas reiteradas.

  Todas estas cautelas no son producto de nuestra imaginación: la propia empresa Lego Morgan Freemanmostraba poco entusiasmo por el proyecto hasta hace bien poco, según hemos leido. Frente a ello, lo que ha ocurrido es una conjunción de componentes de primera categoría con el objetivo de hacer una gran obra, y el resultado ha sido óptimo. Como productora ha actuado Warner Bros., que ya había conocido  éxitos anteriores como en Transformers o los G.I. Joe. Como autores y directores se buscó a Phil Lord y Chris Miller, ya famosos por Lluvia de albóndigas y por 21 Jump Street. Junto a ellos se incorporó el director Chris McKay, especialista en stop-motion (autor de la serie Robot Chicken). Incluso para las voces se han buscado actores de primer nivel como Morgan Freeman, Liam Neeson o Elizabeth Banks. La banda sonora es de Mark Mothersbaurgh (de películas como Life Aquatic o videojuegos como Los Sims 2).

 Lego movie Con ingredientes así, el porcentaje de éxito era alto. Ahora bien, la mezcla de buenos componentes por sí sóla no garantiza el talento ni la magia. En este caso, no obstante, parece que se ha conseguido plenamente. Muchos comentarios coinciden en que el guión y montaje dan como resultado una película divertida, amable, creativa, imaginativa… La historia que cuenta se sostiene –dentro de la ficción- hasta el punto de que uno puede llegar a olvidar que se trata de piezas de un juguete. Hay buenos y malos, personajes encargados de restaurar el equilibrio perdido, y una cierta dosis de misterio en esos Maestros-constructores que mezclan el lenguaje masónico con el propio símbolo de Lego: el ladrillo (se ve en el mismo nombre del protagonista, Emmet Brickowski –de brick, ladrillo-, o en el del viejo Vitruvius –reminiscencia del arquitecto clásico Vitrubio).

  A estos elementos de estructura se incorporan otros que dan color a la película, como son el personaje de Batman, o las apariciones (cameos lo llamarían en el mundo real) de Han Solo, Chewbacca y Lando Calrissian como guiño al Halcón Milenario de Lego. Se dice que son 15.000.000 de piezas lego las utilizadas en el film, pero todas aparecen bien Lego películaintegradas en el formato stop-motion y en la animación, de forma que el resultado puede gustar a un amplio sector del público.

  Así pues, y respetando los gustos de todos, parece que la Lego-película es una de esas obras que pueden hacer las delicias de los fans de su género, y ayudar a los escépticos a aproximarse al mismo, aunque sólo sea por curiosear. No es de extrañar que algunos ya la vean entre las candidatas a un Oscar. Su nominación, al menos, puede darse por segura.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 4,50 sobre 5)
Loading...