Alejandro Rodríguez Macías, el niño que dijo: «Paren, no peleen, quiero jugar».

alejandroAlejandro Rodríguez es un niño de cinco años al que le han dado varios premios por su deportividad. El primero de ellos fue el llamado “Tarjeta Blanca” a los valores deportivos, y le fue entregado nada menos que por el seleccionador español Vicente Del Bosque, en Mayo del año pasado. Desde entonces, Alejandro ha obtenido otros reconocimientos que le han dado cierta fama, incluso televisiva. Por eso vale la pena recordar el episodio que ha dado al pequeño tanta notoriedad.

  Todo ocurrió en un partido de fútbol de la Alejandrocategoría mini-prebenjamín, celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, concretamente en el estadio López Socas el sábado 11 de Mayo de 2013. Se disputaba la Final de la 18ª Edición del torneo Liga de Escuelas Municipales, que organiza en la capital canaria la Asociación Carresport. Los contendientes eran el Unión Viera B. -en el que juega Alejandro- y el Barrio Atlántico.

  El partido estaba siendo disputado y las emociones se despertaban a medida que se sucedían los lances del juego, como es lógico en toda final. Discurría ya el segundo tiempo, siendo el resultado de 1-1 (el gol del Viera lo había marcado el mismo Alejandro). Al producirse un choque fortuito entre dos jugadores, el entrenador del Barrio Atlántico entró en el terreno de juego para recriminar al árbitro, iniciándose entre ambos una pequeña discusión. Entonces apareció Alejandro: entre los dos corpachones adultos del entrenador y el árbitro se abrió paso en silencio el diminuto crío abriendo los brazos para separarles, y diciendo muy serio: «No peleen, quiero jugar». Todos se quedaron atónitos por la firmeza y la claridad del niño; su entrenadora -Ana Afonso- entró también para ver qué ocurría y se quedó de piedra ante la entereza de su pupilo. Superada la sorpresa inicial, el campo estalló en una ovación y los contendientes cambiaron inmediatamente su enfado por una alegría inmensa al haber sido testigos de aquella lección.

  AlejandroNi qué decir tiene que la anécdota saltó a los periódicos y a las redes sociales. El premio dado por Del Bosque es sólo uno más de los reconocimientos que ha recibido el pequeño Alejandro (el galardón Tarjeta Blanca se enmarca entre los actos promocionales de la Copa Coca-Cola, creada para fomentar el deporte formativo). El subdirector del Diario Marca, Juan Antonio Gallardo, regaló al niño un ejemplar enmarcado de la portada donde se publicó su proeza. El mismo diario le otorgó meses después su Premio Antonio Puerta y Diego Jarque a la deportividad 2012/13, e hizo posible otro de los sueños del pequeño: conocer a Cristiano Ronaldo, a quien se premió como Mejor Jugador.

  Alejandro había manifestado en alguna entrevista que Cristiano, Thievy y David Silva eran sus jugadores favoritos, y que «Soy del Real Florentino y AlejandroMadrid, de Las Palmas y de España”. Thievy, jugador del Las Palmas, le regaló una camiseta y compartió con el niño una emisión de radio; el equipo canario invitó además a Alejandro a hacer el saque de honor en el partido del sábado siguiente, 18 de Mayo, que se jugaba contra el Huelva.

  Desde entonces ha habido otras entrevistas y reconocimientos, y ello nos parece fantástico pues no hay nada más bonito que premiar las buenas acciones que salen espontáneamente del corazón… o no tan espontáneamente: para que un niño haga algo así, es preciso que antes haya tenido unos educadores que le orienten en los valores importantes. En una de las entrevistas se citaba al padre, Javier, quien decía estar orgulloso de su hijo y afirmaba que “Sólo le dije que hizo bien”. Enhorabuena, Alejandro.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 4,50 sobre 5)
Loading...