¿Bruce Springsteen escribiendo para niños?

Lo hemos visto en algunas publicaciones. The Boss (“El Jefe”) va a iniciarse en la Bruce Springsteenliteratura infantil, según dicen. Está al caer la presentación de su libro Outlaw Pete, prevista para comienzos de Noviembre, cuyo texto será del propio Bruce mientras que las ilustraciones quedan a cargo del dibujante Frank Caruso.

  La noticia nos recuerda al caso de otros famosos que deciden hacer cuentos para niños, ya sea el de cantantes extranjeros como Madonna o Geri Halliwell (de las Spice Girls). También hay ejemplos en España como los de la escritora Carmen Posadas, la alcaldesa Ana Botella o la artista Teresa Rabal. Sin embargo, debemos leer más detenidamente la noticia, pese a que en numerosas fuentes se limiten a aportarla como deferencia de Springsteen hacia el mundo infantil.

  Lo cierto es que no son lo mismo cuentos para niños que cuentos con niños. Ya abordamos algo de esto al tratar de los cuentos de García Márquez. En concreto, la historia del Outlaw Pete de Springsteen, y al margen de la indudable calidad que pueda tener en su categoría, nos parece más apropiada para los padres que para los hijos.

  Outlaw PeteEn realidad, con este relato es The Boss quien se quiere contar un cuento a sí mismo recordando su infancia, dando la sensación de que quería incorporarlo desde hacía tiempo a su propia obra. Outlaw Pete se inspira en un cuento que Bruce oyó de pequeño, el Brave Cowboy Bill. El relato fue famoso en los años 50 y es obra de los hermanos Kathryn y Byron Jackson, correspondiendo al ilustrador Richard Scarry las imágenes de la edición de aquella época en The Little Golden Library.

  Springsteen incluyó el tema Outlaw Pete en su álbum Working on a Dream, de 2009. La canción era la primera del disco y duraba unos 8 minutos. Sin embargo, no es reconocida como una de las mejores del conjunto. De las canciones de Working se dice que bastantes nacieron de forma fluida –en una semana- tras el esfuerzo del anterior disco, (Magic, 2007), y se cita a My Lucky Day, Life Itself, Good Eye, Tomorrow Never Knows y This Life. Las dos primeras fueron también editadas en formato sencillo. El tema The Wrestler recibió el Globo de Oro a la mejor canción original. Outlaw Pete, sin embargo, quedó fuera de tantos honores a pesar de que The Boss había mimado su grabación con los teclados de Patrick Warren y la orquestación de Edgard Horst, otorgándole una duración que duplica –como mínimo- la de las restantes. Parece que con el libro quiere colocar este tema como literatura en el lugar que se le niega como canción.

  Pero veamos ya quién es el tal Cowboy Hill. Resulta que el tal Bill era un bebé que robaba bancos y se orientó hacia el lado oscuro de la ley, en parte por culpa suya y en parte por el “destino”. A los seis meses ya penaba cárcel por su precocidad. La balada cuenta que a los veinticinco años robó un pony Mustang, y que ya por entonces era un afamado ilegal. Escapó a otros parajes y se casó con una india de la tribu de los Navajos. Tuvo una hija e intentó llevar una vida hogareña, pero un tal Dan le Brave Cowboy Billpersiguió hasta dar con él, recordándole al tenerle cara a cara que nadie puede cambiar. Pete acabó con él, y tuvo que huir nuevamente con su pony entre los paisajes helados.

  Vemos, pues, que la leyenda no es precisamente un relato inocente para leer en una guardería. Algunas reseñas de la noticia aluden al trasfondo moral de este cuento “infantil” envuelto en folklore, pero sinceramente pensamos que el contenido moral que deben tener los cuentos para niños pequeños debe ser mucho más nítido. De igual forma se han pronunciado el propio editor del cuento, Jonathan Karp, al decir que no se trata realmente de un cuento para niños, o el mismo ilustrador Caruso, quien ha alabado en sus comentarios el carácter arquetípico de Pete, pero más al modo del Western que de Perrault. Así, podríamos encajar a Outlaw Pete entre ciertos perdedores épicos del folklore norteamericano, ya sea del cine (p. ejemplo, el Will Munny del Sin perdón de Clint Eastwood, o el Shane de Raíces Profundas) o de las baladas como The Blizzard (“la ventisca”) de Jim Reeves. Habrá que esperar a la presentación del libro de Springsteen para ver si es verdaderamente “infantil”.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 4,50 sobre 5)
Loading...