El origen del “Día del Padre”

19 MARZO, DIA DEL PADRE.

 El 19 de Marzo se celebra en España el Día del Padre. Otros países vecinos también lo hacen en esta fecha, como ocurre en Portugal, Italia o Andorra, así como algunos de Iberoamérica como Honduras o Bolivia.

 Dedicar un día a la figura del padre supone un homenaje a todo “padre de familia”, entendido como un hombre abnegado, trabajador y amante de sus hijos. En los tiempos en que la distinción de funciones entre hombre y mujer era más notoria socialmente, la figura materna quedaba vinculada al hogar y a los hijos, los cuales desplegaban su afectividad más con la madre que con el padre. Por ello resultaba natural celebrar un Día de la Madre.

 Día del PadreLa idea de un Día del Padre era menos evidente. En España hubo que esperar a los años 40, momento en que una mujer muy intuitiva planteó la cuestión. Se trataba de Manuela Vicente Ferrero, maestra y colaboradora en diversos medios periodísticos, y fallecida en 1.999. Nely (así firmaba en prensa) de profundas convicciones religiosas y sociales, concibió la necesidad de ensalzar al padre de igual forma que a la madre; en su mente tenía presente el concepto de familia imperante en su tiempo, con el molde clásico de padre, madre e hijos y con raíces doctrinales en la Sagrada Familia de Jesús, José y María.

 Se ha dicho, algo ligeramente, que el Día del Padre fue un invento de Galerías Preciados y El Corte Inglés para “vender corbatas”. No es cierto, pero algo hay de eso. Nely comenzó por su cuenta ya en 1949 en sus columnas de “El Correo de Zamora” y el “Magisterio Español”. En 1951 su campaña tuvo eco en el programa de Radio Nacional “Última hora de actualidad”. Fue dos años más tarde cuando Galerías Preciados se adhirió a la iniciativa, a la que inmediatamente siguió su competidora El Corte Inglés.

 Asociar el Día del Padre con la fiesta de San José del 19 de Marzo tiene, pues, un evidente trasfondo cultural cristiano. Las virtudes de San José se traspasaron a todo buen padre. Ello nos hace preguntarnos: ¿qué sabemos realmente del padre de Jesús? Sin ánimo de abordar cuestiones teológicas, el personaje de San José resulta mucho menos nítido que el de su esposa. La tradición de los Evangelios Canónicos se funde con la de los llamados Apócrifos, y le muestra como carpintero, de edad avanzada y fallecido antes que Jesús, discreto y protector de su familia.

 Especial interés tiene el que San José fuera prácticamente obviado durante siglos. Aunque los Coptos ya adoptaron su festividad hacia el siglo IV (20 de Julio de su calendario), en Occidente fue la Orden Carmelita la que mucho más tarde lo reivindicara. De 1129 es la primera iglesia dedicada a él, en Bolonia. Las disputas entre protestantes y católicos sobre María propiciaron, quizá involuntariamente, una llamada de atención sobre San José. Santa Teresa de Jesús lo veneró con ímpetu en una línea que siglos después llega hasta otra Santa del Carmelo, Teresa de Lisieux, y a otras figuras como Teresa de Calcuta. Su conceptuación como San José Artesano u Obrero no ha hecho sino reforzar la simpatía por este “buen padre” que bien se merece un Día.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,75 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*