La carta de una niña que convenció a LEGO

legoAlgunos privilegiados han podido conseguirlas y muchos otros piden que se fabriquen más unidades. Hablamos de unas figuras especiales, con personajes de mujer que LEGO ha sacado al mercado hace muy poco y que, según vemos en las redes sociales, están prácticamente agotadas en muchos sitios. ¿Qué es lo especial de estas figuras?

  Se trata de una astrónoma con su telescopio, una química con su laboratorio y una paleontóloga con su esqueleto de Tyranosaurius Rex. Forman un conjunto llamado Instituto de Investigación, con 165 piezas incluyendo las tres figuras femeninas de 5 cm. de altura y en una caja de colores blanco y grisáceo (es decir sin el rosa habitual). Lo curioso de este producto está en lo que provocó su creación.

  Todo empezó allá por Febrero de este año 2014, cuando en las oficinas de LEGO se recibió una carta escrita por una niña llamada Charlotte Benjamín. La niña indicaba que entre las figuritas de dicha marca había muchos Charlotte Benjaminmás chicos que chicas, y que los personajes de éstas eran bastante aburridos. Por su interés la reproducimos (traducida del inglés):

  Mi nombre es Charlotte. Tengo 7 años y me encantan los legos pero lo que no me gusta de ellos es que hay muchos chicos y muy pocas chicas. Hoy he ido a una tienda y vi legos en dos secciones, la rosa (chicas) y la azul (chicos). Todas las chicas estaban sentadas en casa, se iban de compras o no tenían trabajo mientras que los chicos tenían grandes aventuras, trabajaban, salvan gente e incluso nadaban con tiburones. Quiero que hagáis mas chicas lego y que las dejéis tener aventuras y divertirse, entendido?
De Charlotte muchas gracias. Charlotte Benjamin

  lego niñaEn la empresa danesa saltaron algunas alarmas. La verdad es que, desde su inicio, LEGO no se ha destacado por el carácter discriminatorio de sus modelos sino más bien al contrario. El prototipo de sus fichas de construcción ha servido tanto para niños como para niñas, y en sus envoltorios han aparecido tanto imágenes de unos como de otras. Ello es acorde con una sociedad –la danesa- que figura entre las más avanzadas en materia de igualdad. Lo que sí puede estar detrás de la carta es la línea llamada Lego-Friends, relativamente reciente, en que las figuras femeninas incidían en los estereotipos pasivos habituales basados en el hogar o la estética.

  Lo interesante es la reacción de la empresa, pues en lugar de molestarse tomó buena nota y se puso manos a la obra, quizá impulsada por las más de 40.000 firmas de apoyo que la campaña de la niña obtuvo en internet. En ese momento apareció un segundo personaje que hace peculiar esta anécdota: Ellen Kooijman. Ellen es una joven científica sueca –geoquímica del Museo Sueco de Historia Natural- que venía proyectando personajes femeninos y se puso en contacto con el servicio creativo de LEGO para ofrecer diversos prototipos interesantes de mujeres actuales. De ahí surgieron las tres que citamos al inicio, en las cuales se ha cuidado su fisonomía, accesorios, gesto…

  Ahondando un poco más sobre la científica Kooijman, vemos que desde hace tiempo Ellen Kooijmanejercita esta labor creativa bajo la denominación Alatariel (Alatariel Elensar, incluso con pagina de Facebook, twitter y hasta un blog: http://alatarielatelier.blogspot.se/).

  En la empresa juguetera deben estar satisfechos con esta historia pues han sabido convertir una situación espinosa en un triunfo de imagen. Tan sólo falta comprobar si el nuevo Instituto de Investigación podrá llegar a tantos como lo desearían. En cuanto a la niña Charlotte, no hemos podido encontrar más datos que la mera referencia a la carta y al padre orgulloso que la mostró a ciertos medios; seguro que entre sus amigas del colegio será una super-heroína, y que sus profesores le perdonarán -por esta vez- la caligrafía.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading...