“La gallina ciega” fue “La mosca de metal”


gallina   Uno de los juegos infantiles más universales y antiguos es el de “La gallina ciega”.

   Quizá debe su éxito a su absoluta simplicidad. El juego consiste en que un grupo de jugadores se forman en corro alrededor de otro que queda con los ojos vendados. Según las variantes del juego, el del centro debe tocar a alguno de los otros, que le habrá de sustituir; o bien deberá atraparlo, o incluso reconocerlo. Ello se acompaña de algún estribillo que los jugadores corean.

   El juego es recomendable para todos los niños, especialmente a partir de los 5 o 6 años en los que disponen del control motriz adecuado. Se dice de este juego que fomenta la atención táctil, ayuda a la cohesión y promueve la distensión en los grupos, por lo que resulta ideal para impulsar la sociabilidad infantil al formar los niños nuevas amistades o agrupaciones, por ejemplo en la inserción escolar.

   Estos caracteres sirvieron para que este juego infantil fuera aprovechado por los adultos, a partir del siglo XVIII, comogalli forma aparentemente inocente de relacionarse las nuevas sociedades burguesas y galantes en los salones, palacetes o fiestas campestres tan propias de la época. Fruto de ello son obras de arte como el cuadro “La Gallina ciega”, de Goya, que fue propiamente un cartón preparado en 1789 para tapiz, destinado a decorar las estancias de las infantas en el Palacio de El Pardo, recién estrenado el reinado de Carlos IV. Hay muchas otras muestras de recepción de este juego en el arte, como ocurre con el pintor Brueghel el Viejo, o con muchos decoradores de catálogos de juegos infantiles en muy diversas épocas. En cuanto a las referencias literarias de su antigüedad y vigencia las encontramos en múltiples autores como Covarrubias, Úbeda, o más modernamente Caro Baroja o Coluccio.

mosca  Otros eruditos nos aportan un dato esclarecedor: el juego de la gallina ciega era conocido con otro nombre en la Edad Media, concretamente se llamaba “La Mosca de Metal”. La fuente iconográfica de este apunte estaría en un manuscrito fechado en el siglo XIII y conservado en el Museo Atger de Montpellier, en el que se ve la escena de dicho juego y una relación del mismo en la que el jugador vendado dice “Cazaré la mosca de metal?”. Se le respondía “Cazarás pero no la gozarás”, y empezaba el reto.

   Ignoramos qué significado podía tener la citada “Mosca de Metal”, pero sí tenemos otra referencia que nos da una pista sobre por qué a partir de cierto momento el juego pasó a llamarse “la gallina ciega”: la historia sería un recordatorio del episodio ocurrido también en la Edad Media con el caballero francés Collin Maillard. Collin quedó ciego en una pelea a espada, pero en lugar de soltarla y rendirse quiso continuar luchando sin visión, hasta morir. En honor a tanto arrojo, el rey mandó que en todos los torneos participara un combatiente con los ojos vendados, para que la hazaña de Maillard nunca fuera olvidada.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 4,00 sobre 5)
Loading...