LEGO viene de “LEG GODT” (juega bien)

   lego logoLa sencillez y la constancia suelen garantizar larga vida a los inventos. El juguete LEGO es un invento más que ya camina hacia los cien años y cuya vida merece contarse.

   Érase una vez un joven carpintero que vivía en un pueblecito de Dinamarca llamado Billund, allá por 1918. El carpintero era Ole Kirk Christiansen y decidió fabricar muebles y casitas para campesinos. En 1924 un incendio muy malo destruyó su negocio. Ole no se desanimó sino que pensó en cómo recuperar rápidamente el terreno perdido, y por ello ideó unos diseños en miniatura que le facilitaran la producción. Así lo hizo con una escalerita y una tabla de planchar de tamaño minúsculo.

   La vista continuada de las miniaturas debió inspirarle la posibilidad de convertirlas en juguetes, y así fue cambiando su actividad. En 1934 ya era un hecho. Christiansen creó entonces la marca LEGO, partiendo de la expresión “leg godt”, que en danés significa “juega bien”. Todos sus juguetes se hacían aún de madera.

   A partir de ahí, todo es constancia y evolución. La marca dio su primer salto cuando introdujo el plástico en lugar de la madera, dando lugar a juguetes desmontables como por ejemplo los camiones. El nuevo material permitió que en 1949 naciera el que sería sello inconfundible de LEGO: el BLOQUE INTERCONECTABLE. Los nuevos bloquecitos de acetato de celulosa que imitaban los tablones de madera o ladrillos empezaron a llamar la atención de los niños –y mayores- por sus múltiples aplicaciones. Los “botones” de la parte superior y el hueco de la inferior lograban encajes de una solidez hasta entonces desconocida.

   En 1958 se produjo el primer cambio generacional. Ole Kirk, el fundador, falleció quedando al frente de la empresa su hijo Gotfried. Con él se perfeccionó el diseño inferior de los bloques hasta llegar al actual, que permitía construcciones más ambiciosas.LEGO coche

   La fama de LEGO crecía y animó a los Christiansen a introducir otra variante: la rueda. Con ella se inició a partir de 1961 toda una gama de vehículos que hizo las delicias de los niños, pues podían construir sus propios coches, camiones, máquinas imposibles… Quizá ahí radique uno de los atractivos de LEGO, el de servir a la imaginación del niño para que éste haga una versión novedosa de objetos preexistentes. Los inicios de los 60 vieron otras innovaciones, tales como la creación de una gama para edad preescolar, la introducción de los manuales de instrucciones, el cambio al plástico ABS (totalmente inocuo y más resistente) o los acuerdos para fabricación fuera de Dinamarca (caso de Canadá). A ello siguieron en esa misma década la introducción de los motores eléctricos que abrieron la exitosa variedad de trenes LEGO, o el modelo de bloque Duplo, más grande y de mejor manejo para niños muy pequeños.

   No obstante, el producto estrella de LEGO en los años 60 fue la creación de LEGOLAND, una ciudad temática construida en Billund enteramente con sistema LEGO y que en los años 90 ya pasaba del millón de visitantes anual. Con posterioridad se crearon otros parques LEGO, pero el de Billund sigue siendo el más didáctico pues contiene la reproducción de numerosos edificios de todo el mundo destacando la del puerto de Copenhague. También ha sabido adaptarse al turismo incluyendo zona hotelera, cercanía de aeropuerto, la enorme zona de juegos Money Tonky, el famoso tobogán de agua Tornado (primero de su especie en el continente), el Zoo de Givskud… se abrieron otros parques en Europa (Reino Unido o Alemania), y otro en Estados Unidos, de éxito diverso.

   estadio legoEn los años 70 hubo otros avances interesantes. Es la época en que se incorpora la tercera generación con el hijo de Godtfred, Kjeld Kirk. En esta década se introducen las gamas femenina (casas de muñecas), marinera (con diversas embarcaciones flotantes), técnica (con piezas especiales del tipo de ruedas dentadas, ejes, u otras como palancas que permiten construcciones más complejas) espacial (aeronaves, cohetes…) y, como creación estelar, la de los “MINIFIG” introducidos en 1978.

   Los minifig -muñequitos articulados muy sencillos- han incorporado el elemento humano en las construcciones y maquinarias LEGO. Eso ha propiciado que el niño invente escenarios, edificios y poblados a su medida, creando un guión propio o asimilando los de las grandes películas como ha ocurrido con los casos de Harry Potter o Star Wars.

   En los últimos años LEGO ha seguido adaptándose a la exigencia del público, no sólo por la introducción de modelos eléctricos, didácticos o de bebé, sino especialmente por el salto de la marca a unos ámbitos de comunicación hasta entonces inexplorados. LEGO se ha ido convirtiendo, pues, en algo más que un juego; es un estilo de juego con un estilo de usuario, cuyas señas de identidad han calado en la sociedad globalizada como un elemento más del paisaje y del merchandising. El ejemplo de los USB con forma de bloque LEGO no es un caso aislado, ni es casualidad que los colores de las letras de GOOGLE (azul, rojo, amarillo y verde) se tomaran de los bloques LEGO que conformaban el ordenador donde se formó aquél proyecto, o que la producción LEGO haya pasado al campo de la animación, series infantiles y videojuegos.

   Así pues, LEGO es hoy un juguete que sabe actualizarse permanentemente conservando, no obstante, su identidad y la sencillez de su mensaje inicial: «juega bien»

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,50 sobre 5)
Loading...