¿Quiénes son los Gormiti?

gormitiHay preguntas que sólo se dirigen a los adultos, pues los niños conocen perfectamente la respuesta. Cuando se trata de juguetes de creación reciente, como los Gormiti, no está de más informarnos un poco sobre quiénes son estos seres mitad humanos, mitad fantásticos, pues parece que a un sector del público infantil le llamaron la atención en su momento.

  Como juego, los Gormiti son un conjunto de personajes que podemos ver en las tiendas como muñecos y como juego de cartas, y en los medios audiovisuales como episodios de aventuras. Su concepto fue creado en 2005 por la empresa Giochi Preziosi, primero como juguete y luego como producto de merchandising a la vista de su éxito. Configuran un mundo fantástico compuesto de luchas del Bien contra el Mal, sagas y aventuras muy al estilo de El Señor de los Anillos, pues no en vano su creador -Leandro Consumi- se confiesa admirador de Tolkien.

  Hay muchos Gormiti diferentes. Todos tienen un elemento de la naturaleza que les sirve Viejo Sabiode inspiración, y así se agrupan en 6 familias de 7 componentes cada una: son el Pueblo del bosque, de la tierra, del aire, del mar, de la lava, y del magma. Las familias o grupos se distinguen por el color. Tienen como líder al Viejo Sabio de cuyas lágrimas surgió el Ojo de la Vida y cuya aspiración es recuperar la Isla de Gorm y proteger la naturaleza, amenazada por el Señor del Mal llamado Magmión. Destacan los cuatro protagonistas Toby, Jessica, Lucas y Nick, que son unos niños cuya vida diaria transcurre en la localidad de Venture Falls (EEUU), pero que se transforman en Gormitis cuando deben afrontar sus aventuras. Los muñecos no tienen armas sino que ellos mismos las incorporan en su físico, teniendo por tanto unos superpoderes muy variados y que hacen a cada uno peculiar.

  Hay varias circunstancias que explican su éxito: al ser muy numerosos fomentan el coleccionismo, facilitado por el precio asequible de cada figura; la existencia de familias propicia la identificación con una favorita, además de aprovechar la necesidad de pertenencia; los ideales de lucha por el Bien se mezclan con el activismo ecologista, lo que hoy va a favor de corriente. El que los protagonistas sean cuatro niños que se transforman ofrece a los jugadores asumir dichos papeles. Se niños gormitifomenta además el juego en grupo pues cada Gormiti incluye una carta para poder jugar con otros como si se tratara de una baraja. Los diseños, la conversión en dibujos animados y el resto de derivaciones del mundo Gormiti han dado lugar a blogs, páginas en redes sociales y multitud de opiniones entre sus fans, lo que denota la vitalidad de este pequeño microcosmos de ficción.

  Nos interesa particularmente la mentalidad de su creador, Leandro Consumi, quien comparte algo de este éxito con el ilustrador de las cartas Gianfranco Enrietto. En las varias entrevistas a Consumi que hemos encontrado, vislumbramos algunas claves de su obra. Leandro era un niño que vivía en el entorno de Florencia, cerca de las instalaciones de Giochi Preziosi; de pequeño siempre soñaba con trabajar en su interior, pues su familia no tenía muchos medios económicos para comprarle juguetes y se imaginaba aquél recinto como el paraíso de los juegos, a la par que ideaba mundos fantásticos donde ejercitar su imaginación.

  Al cabo de unos años se hizo contable y pudo entrar en la empresa en el Leandro Consumidepartamento de contabilidad. Un día comentó con sus compañeros que tenía en mente un juego que permitiría a muchos niños comprar muñecos de bajo coste y vivir una fantasía con bases morales; sus jefes le escucharon y apostaron de inmediato por su idea, encargando a Consumi que la llevara adelante. Pudo entonces desarrollar todo lo que venía gestando en su mente durante años; dio vida a multitud de personajes, diseñó su apariencia, facultades y carácter, les preparó guiones e inventó historias para dar consistencia a su entorno. Es posible, incluso, que fuera él quien diseñara las primeras cartas antes de que Enrietto fuera encargado de las ilustraciones. Una de sus frases es: «Soy el papá de 130 monstruos». A la vista del resultado, la historia de los Gormiti parece el premio a un niño –Leandro- que mantuvo siempre su ilusión y la vio convertirse en realidad.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading...