SPIDERMAN, ¿SOLO PARA JOVENES?

   SpidermanPoco falta para el estreno de una nueva entrega de SPIDERMAN, anunciada para Julio de 2012 con versiones en 3D y 2D. Algunos de los secretos que rodean a la nueva producción van saliendo a la luz, como el del protagonista, que dejará de ser Tobey Maguire (sustituido al parecer por Andrew Garfield). Tampoco Kirsten Dunst repetirá, pues su personaje (Mary Jane Watson) cede el plano a la que fuera primer amor del héroe, Gwen Stacey).

   Los aficionados al Cómic y su mundo están de enhorabuena. SPIDERMAN es sin duda uno de los Superhéroes que más interés concita, convirtiendo en oro toda novedad relativa a “El Hombre-Araña”. ¿Cuál es el secreto de su permanencia? ¿Sigue siendo SPIDERMAN un héroe para los más jóvenes, o ha alcanzado un lugar en un Olimpo intemporal?

   El Cómic dejó hace muchos años de ser un fenómeno marginal para convertirse en arte, disciplina, industria. Su madurez y prestigio son indiscutibles. Pero otra cosa son sus personajes, en auge y caída permanente. Muy pocos son los que arraigan en el consciente colectivo. SPIDERMAN lo ha conseguido pues, ahí donde lo vemos, cumple este año 50 años.

   Fue en 1962 cuando, de forma casi casual, nació de la pluma de Stan Lee y el pincel de Steve Ditko. Ediciones Marvel quería aprovechar el filón abierto por otros como Hulk, Los Cuatro Fantásticos, el Hombre Hormiga o Iron Man. Lee aceptó el encargo pero se resistió a repetir el modelo de Superhéroe musculoso, plano y previsible (pensó que ya había muchos así) y decidió dotar al nuevo personaje de rasgos más humanos. Con arreglo a ese patrón se definió el traje, carácter, actividad, entorno social y urbano de SPIDERMAN, hasta hacerlo perfectamente reconocible como uno de nosotros. Así pues, “El Hombre Araña” es un humano (Peter Benjamin Parker Fitzpatrik), estudiante y luego científico, que adquirirá por accidente poderes sobrehumanos y asumirá una frase emblemática de su tío Ben: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad». Quizá los rasgos menos heroicos son los que precisamente han hecho posible la pervivencia del héroe. Peter tiene sentimientos (amor, solidaridad, sacrificio, dolor, frustración), sufre contratiempos, pierde seres queridos, rectifica…

   Esta apuesta por ponerle a prueba como humano le ha hecho cada vez más interesante a un público de muy diversas edades, pues junto a la emoción y aventura que atraen a los más pequeños se insertan elementos románticos y estéticos para el gusto de los jóvenes, sin olvidar los culturales y sociales que satisfacen a los más mayores. Gran mérito tienen en esta evolución los personajes femeninos. El primer amor de Parker es Gwen Stacey pero quien acaba ocupando el primer lugar en la atención del héroe es su vecina Mary Jane Watson, a la que inicialmente no prestaba atención. Mary Jane fue interpretada por Kirsten Dunst en la trilogía de películas rodadas hasta ahora (2002, 2004 y 2007). Su excelente química con Tobey Maguire -también protagonista en los tres filmes- le valió a ella varios premios y nominaciones por el mejor beso, la mejor pareja o la mejor química, aparte de otros individuales a Kirsten como actriz. Esta vez no estarán con nosotros, pues parece que la pretensión es narrar la primera fase (precuela) de la historia. Veremos si la cuarta entrega cumple aquello de “Más difícil todavía”.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 sobre 5)
Loading...